sábado, 5 de diciembre de 2015

EMPEZAR DESDE EL FINAL: FERNANDO Y SU BICICLETA

       Sucedió de repente, un arrebato de locura que llegó sin avisar. Se vistió apresuradamente y salió a la calle, no sin antes meter a aquel maldito trasto en la parte trasera de su furgoneta. 

       Muchas habían sido las veces que había pensado en deshacerse de él, pero al final siempre le ganaba aquella maldita vocecilla interior que le repetía una y otra vez te arrepentirás, te arrepentirás...

       Pero hoy sabía perfectamente que no se arrepentiría. Hoy, por fin, pudo ganar la batalla a su conciencia. Hoy pondría fin a años de angustia y rabia, y mandaría a la mierda a aquel maldito recuerdo de su infancia, que no hacía otra cosa que traerle a la memoria la imagen de la persona que más odiaba y despreciaba. 

       Cuando llegó a lo alto del acantilado, bajó de la furgoneta, abrió la puerta trasera y sacó con rabia aquella vieja bicicleta que le acompañaba desde los diez años. 

         Fernando miró hacia el abismo que se abría ante sus pies y levantó en peso la bicicleta. Apretó los ojos y lanzó cuarenta años de rabia, acantilado abajo. 

Miguel Martín
Noviembre, 2015

No hay comentarios: