sábado, 12 de diciembre de 2015

MICROFICCIÓN - "EL APERITIVO"


              Aquel arenal era el lugar perfecto para que sus tiernas crías crecieran sanas y felices: Una gran comunidad que los protegía y cuidaba, y al mismo tiempo, les ofrecía todo aquello que necesitaban para desarrollarse y llegar a ser adultos. Pero justo a las tres semanas de haberse formado, una de ellas, empezó a no sentirse a gusto, sentía que aquel no era su sitio. Quería algo más moderno, más industrial. 

            A pesar de la negativa de sus progenitores, se desprendió de su concha como si se desprendiera de su pasado y se marchó a vivir a uno de aquellos apartamentos compartidos, de estructura metálica, que tanto fascinaban a los jóvenes berberechos rebeldes.

             Su aventura de libertad y rebelión acabó en un charco de limón.


Miguel Martín Gutiérrez
Noviembre, 2015


No hay comentarios: